• Home »
  • Noticias »
  • La OID pone a disposición de Enrique Marín el gabinete jurídico de la Organización
La OID pone a disposición de Enrique Marín el gabinete jurídico de la Organización

La OID pone a disposición de Enrique Marín el gabinete jurídico de la Organización

Dionisio González Otero, Presidente Fundador de la Organización Impulsora de Discapacitados, se ha puesto en contacto en la mañana de hoy con el vendedor del Boleto de la OID Enrique Marín, agredido brutalmente el pasado fin de semana por dos desconocidos. Dionisio González se ha interesado por el estado de salud de nuestro compañero, confirmándole éste que hoy ya ha podido empezar a trabajar. Del mismo modo, el Presidente Fundador de la OID ha puesto a su entera disposición los servicios jurídicos de la Organización.

Hay que recordar, que el pasado sábado, 21 de enero, un valenciano de 43 años, Enrique Marín se dirigía a un establecimiento de ocio para tomar algo con unos amigos. Enrique es una persona con discapacidad del 80 por ciento, padece una parálisis cerebral por la que tiene que desplazarse en silla de ruedas. Pese a su gran dependencia a la hora de realizar tareas cotidianas, como vestirse o asearse, este hombre lleva una vida bastante normal, y todos los días se levanta para ir a trabajar como vendedor del boleto de la Organización Impulsora de Discapacitados (OID).

El sábado pasado, de repente, se encontró con dos jóvenes que sin cruzar palabra con él le dieron una brutal paliza, dejándolo malherido y tirado en el suelo, sin poder pedir ayuda debido a la discapacidad que padece. No le robaron su móvil ni el dinero que llevaba encima, no sabe por qué le agredieron. Afortunadamente una persona que pasaba por la calle acudió en su ayuda y le acompañó a su domicilio. Sus familiares llamaron a la Policía, quien no se personó en su casa, y a continuación le trasladaron al hospital más cercano.

Una vez más, desde la OID queremos expresar nuestro rechazo a cualquier tipo de violencia, y lamentar que en nuestra sociedad sigan existiendo este tipo de personas, capaces de agredir de forma tan brutal a una persona que por su discapacidad le es imposible defenderse o pedir ayuda.