La OID hace entrega en Orihuela de otra silla de ruedas motorizada

La OID hace entrega en Orihuela de otra silla de ruedas motorizada

La Organización Impulsora de Discapacitados (OID) continúa con su lucha a favor de la plena integración de las personas con discapacidad. En esta ocasión, nos marchamos hasta la provincia de Alicante, concretamente hasta el municipio de Orihuela, donde uno de nuestros compañeros, Hilario Bernard, nos hizo saber cuál era la situación de Juan Manuel Rubio, un vecino al que un accidente laboral le provocó una lesión que le obliga a desplazarse en silla de ruedas.

La OID decidió ponerse a trabajar, y junto con los vecinos de las poblaciones vecinas, empezó a recopilar los 500.000 boletos no premiados que se necesitan para que esta Organización pueda financiar una silla de ruedas con motor para una persona que la necesite.

Como decimos, gracias a la colaboración de cientos de personas anónimas, más los esfuerzos de los compañeros de la OID en la provincia de Alicante, en poco más de un año se han conseguido reunir los boletos necesarios para regalarle a Juan Manuel esta silla de ruedas. El pasado viernes, el día 22 de abril, en la sede de la OID en Orihuela, María Ortuño, Delegada Provincial de la OID, hacía entrega a Juan Manuel de su silla, en un pequeño acto que reunió a familiares y compañeros.

Fernando Galera, Inspector de la OID en Orihuela, aprovechó la ocasión para dar las gracias a todas las personas que han hecho posible que esta silla de ruedas llegue a Juan Manuel. Especialmente, el inspector mencionaba a la madre del interesado, quien ha recopilado durante meses una gran cantidad de boletos, empaquetándolos y haciéndoselos llegar a la OID.

La jornada fue sin duda muy emotiva para todos los compañeros que forman parte de esta Organización benéfica en Alicante. Además, podemos adelantar que la OID ha ofertado a Juan Manuel la posibilidad de trabajar con nosotros. De esta forma, queremos que su futuro esté garantizado, no solo gracias a la capacidad de movilidad que le oferta su nueva silla de ruedas, sino también a través de un puesto de trabajo estable, que le permita integrarse plenamente en la sociedad.

Desde aquí queremos agradecer también la especial dedicación de todos los compañeros de Alicante, que unen sus fuerzas año tras año para ayudar a mejorar el día a día de otras personas. Y es que en febrero de 2015, la delegación de Alicante consiguió financiar otra silla de ruedas. Karl Heinz Van Essen, holandés de nacimiento y alicantino de adopción, había sufrido un accidente en el que su silla de ruedas quedó inutilizada, por lo que moverse suponía una dificultad en su día a día.